7 razones por las que viajar en crucero

Los pasajeros que aún no han probado un crucero es porque se creen los mitos de: aburrimiento, monotonía, aglomeraciones, precios elevados…

A continuación os dejamos 7 razones por las que viajar en crucero

1.Gran Valor

Un crucero ofrece un gran valor para tus vacaciones porque incluyen casi todo lo que necesita para un fantástico viaje: comida, alojamiento, entretenimiento a bordo tanto de día como de noche, transporte entre destinos etc. Algunas compañías ofrecen incluso descuentos para niños o crucero gratis para niños menores de ciertas edades.

2. Descubre muchos destinos

En un crucero puedes descubrir muchos lugares distintos deshaciendo la maleta sólo una vez. Tu hotel flotante te lleva de ciudad a ciudad o de isla a isla sin necesidad de meterse con horarios de tren o ferry ni arrastrar la maleta a lo largo de las calles. Cada mañana te despertarás en un destino diferente.

3.Cruceros para toda la familia

Desde los mas pequeños hasta adolescentes, padres y abuelos. Los cruceros son divertidos para todas las edades. Actualmente, la gran mayoría de compañías disponen de clubs para niños divididos por edades para poder proporcionar diversión a todas las edades. Relájate en la piscina o en el Spa mientras sabes que tu hijo o nieto está pasándolo en grande con sus nuevos amigos.

4. Diferentes tamaños de barco

El barco de cruceros ideal para una persona puede ser un mega – barco con grandes aglomeraciones de gente mientras que para otra persona, su barco ideal es un barco íntimo con un ambiente de lujo. Por suerte, existen todos esos tipos de crucero, desde pequeños y exclusivos barcos con capacidad máxima para 500 personas pasando por barcos medianos de unos 1000 pasajeros y llegando a grandes buques con más de 2000 pasajeros a bordo.

5. Gran variedad de actividades a bordo

Hoy en día, los barcos están creados para tener a todos contentos. Puedes mimarte en el spa, pasar la tarde o la noche en el casino, leer un libro mientras te bronceas, asistir a una degustación de vino, clases de baile e incluso clases informáticas. Todo lo que te harías en la ciudad y más, lo puedes hacer a bordo de un crucero.

6. Fácil de planear

Como un crucero combina el transporte y el alojamiento es mucho más fácil de planear. Sólo tendrás que preocuparte de reservar tu camarote y preparar las actividades que quieras hacer en tierra una vez el barco llegue a puerto.

7. Son ciudades flotantes

Si lo que te preocupa es estar en medio del océano, relájate. Los barcos de cruceros son como ciudades flotantes y te ofrecen todo lo que puedas desear a bordo. Desde Wi-Fi, servicio de teléfono y televisión por satélite hasta tiendas a bordo donde poder comprar ropa, souvenirs e incluso joyas. Además, los barcos de cruceros también disponen de centros médicos donde proporcionan medicamentos y servicios de un doctor titulado en caso de ser necesario. Por supuesto, también hay cosas divertidas como gimnasios, varios restaurantes, pantallas de cine, spas, piscinas, teatros y discotecas.

¿A que está esperando para irte de crucero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Todos los derechos reservados © 2016 Un mundo de cruceros