Crystal Bach nuevo crucero fluvial por el Rin

Desde la línea de cruceros de lujo más premiada del mundo, llega una nueva e inigualable manera de explorar las legendarias capitales europeas y sus encantadores paisajes a través de las majestuosas aguas fluviales del Viejo Continente; aventurándose en el corazón de emblemáticos destinos cargados de historia que transportarán a sus privilegiados viajeros a castillos y palacios de ensueño, centenarios viñedos y frondosos bosques, impresionantes monumentos y citas con el arte.

Estas son las posibilidades que brinda Crystal Bach, un mundo de elegancia refinada en la única línea de barcos fluviales con servicio de mayordomo, perteneciente a la división fluvial de la compañía, Crystal River Cruises. En su interior cuenta con amplios y exclusivos espacios sociales, salones, spa y gimnasio supervisado y dirigido por monitores expertos; todo ello dominado por espléndidas terrazas que ofrecen espectaculares vistas panorámicas del encantador paisaje que recorre.

Esta atención se brinda en cada detalle y de una forma completamente personal. Empezando por una de sus principales diferenciaciones, la gastronomía, tan aclamada como innovadora reconocida como “cocina de 6 estrellas”; hasta sus lujosos autocares, con wifi y aperitivos para las excursiones en tierra, son algunas de las características que hacen única la experiencia de Crystal River Cruises.


Todas las suites a bordo del Crystal Bach cuentan con un amplio ventanal con vistas panorámicas y balcón, perfecto para disfrutar de la belleza de Europa; así como magníficas camas king size vestidas de algodón egipcio, vestidor, espléndidos y lujosos cuartos de baño con amenities de la firma Etro y las últimas tecnologías de vanguardia (todos los camarotes incluyen un iPad Apple como directorio con toda la información que pueda necesitar cada pasajero).

Con capacidad para 106 pasajeros, Crystal Bach se embarcará en su viaje inaugural el próximo 13 de agosto, ofreciendo tres diferentes rutas: “Joyas del Rin”, desde Ámsterdam a Frankfurt y de Frankfurt a Ámsterdam; “Mercados navideños”, desde Ámsterdam a Basilea y de Basilea a Ámsterdam; y “Gran crucero de Navidad” desde Ámsterdam a Basilea; todas ellas a lo largo de sus casi 1.300 kilómetros (aunque sólo 900 son navegables). Comenzando en los Alpes suizos hasta su desembocadura en el Mar del Norte, el Rin recorre las orillas de más ciudades reconocidas e importantes que cualquier otro río en el mundo: Basilea, Estrasburgo, Colonia y muchos otros lugares centenarios y con una amplia riqueza cultural.

La primera ruta, “Joyas del Rin”, con una duración de14 días, inaugura el primer viaje del Crystal Bach recorriendo diferentes ciudades de Holanda, Bélgica, Alemania y Suiza. Desde el 13 de agosto y hasta el 19 de noviembre se podrá disfrutar de este itinerario con 8 salidas diferentes:

∙13 agosto, 10 septiembre, 8 octubre y 5 noviembre (Ámsterdam – Frankfurt).
∙27 agosto, 24 septiembre, 22 octubre y 19 noviembre (Frankfurt – Ámsterdam).

Qué mejor época para disfrutar de la belleza de sus paisajes y la cultura de estos países que ha inspirado a pintores, poetas y compositores durante siglos, que en verano y principios del otoño, cuando el clima acompaña y la luz nos permite aprovechar más horas del día.

En diciembre, la segunda ruta “Mercados Navideños”, con una duración de 10 días, recorre Holanda, Alemania y Suiza desde Ámsterdam a Basilea (o viceversa) pasando por las ciudades con mayor encanto en esta época del año pudiendo disfrutar de los mejores y más típicos mercados de Navidad. Este mismo recorrido también se podrá disfrutar en plena Navidad (salida el 23 de diciembre) con el “Gran Crucero de Navidad”.

Además, Crystal River Cruises, pone a disposición de sus pasajeros una serie de actividades gratuitas en cada uno de los puertos para que puedan vivir experiencias únicas como, por ejemplo, disfrutar de la apertura en exclusiva, media hora antes, para los huéspedes de Crystal Cruises, del Museo de Bellas Artes de Viena acompañados por expertos en arte, una noche de folclore con un grupo de danza tradicional serbio en Belgrado, una ruta de cata de vinos por la Alsacia acompañados de un experto o una excursión en bici por el valle de Wachau (Austria), Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Y como guinda del pastel, los pasajeros del viaje inaugural del Crystal Bach estarán invitados a un concierto privado en una de las salas de concierto más aclamadas del mundo, el Royal Concertgebouw de Ámsterdam. Este teatro neoclásico del siglo XIX ha acogido a grandes músicos como Strauss, Louis Armstrong o Sting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Todos los derechos reservados © 2016 Un mundo de cruceros